Fernando Alonso por la autovía del Cantábrico


su hogar y su mascota al fondo

El piloto asturiano ha decidido volver a Oviedo, la bella ciudad que lo vio nacer (estaba esperando a que su equipo volviera a primera… pero se ha hecho del Sporting).

Es una muy agradable noticia, no porque vuelva, que a la mayoría me imagino que nos la suda, sino porque según los cálculos de mi esclavo (el mismo que elige las imágenes y escribe los pies de foto) “Supercuello” tendrá que pagar a hacienda la nada desdeñable cantidad de 57 millones de euros, y ya se sabe que (y más en este caso) hacienda somos todos. Además auguro que creará empleo, al menos en el gremio de los cámaras y los Paparazzi, todo ventajas.

En un alarde de simpatía y humildad el “Veloz Asturcón” ha declarado que: “no soy pobre, solo un poco menos rico ahora” (esto es verdad), eso sí, ha matizado que será un poco más feliz (en el fondo ha estado elegante, las cosas como son). También ha explicado que piensa perseguir con su Ferrari rojo a todo aquel que vea robándole las gafas a Woody Allen e incluso a la estatua.

La causa, según dice el diario Inglés “The Mirror”, es que el Alonso no encontraba su sitio en Suiza, y es normal. En el pequeño país de las vacas moradas hay poco espacio en general, y si encima tenía que compartir los cuatro praos que hay allí, con unos cuantos compañeros de la Fórmula 1, apaga y vámonos. Además ya no podía ser el más chulo de barrio, ya que Vettel está más bueno y Schumacher es muy malo.

En Asturias la gente retoza de alegría, aunque al rato recuerdan que ahora les dirige Álvarez Cascos…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s