Ebriografías I: Charlie Sheen


…perdón por haber sido, un loco distraído…

En esta nueva sección, repasaremos la vida de esos personajes famosos que tienen mucha sed… y evidentemente el padrino no podría ser otro que nuestro actor favorito.

Carlos Irwin Estévez, que así se llama el colega, nació en Nueva York hace tiempo, fue el menor de cuatro hermanos y desde pequeño supo que prefería un cubata a un lápiz. Un biberón del pequeño Carlos podía tumbar a cualquier cantante de pop.

Su padre, Martin Sheen, que también era actor (pero aguantaba menos), le regaló un BMW (lo que aquí llamamos BMV) con 16 años por sus buenas notas y ese fue el principio del fin. La edad del Pavo es muy mala (en EEUU más, por lo del baile de fin de curso), le pilló haciendo sus primeros pinitos en el cine, siendo la estrella del equipo de Béisbol y teniendo un cochazo, por lo que se le fue la pinza (como a cualquier hijo de vecino). Evidentemente la faltaba tiempo para acudir a clase y en pocos meses consiguió que lo echaran de la escuela, pero al menos descubrió las tres cosas que realmente le gustaban en la vida: sexo, drogas y alcohol.

Decidió ser actor, por suponer mucho dinero para poco trabajo, y sorprendentemente pronto consiguió aparecer en un película, en la cual también actuaba Patrick Swayze, al que tumbó varias veces (ya que era un poco “fantasma”). Se cambió el nombre artístico a Charlie Sheen, como hoy lo conocemos, por aquello de recordar que era hijo de su padre, pero había que reconocer que a aquel joven alocado no le faltaba talento… ni droga. Su falta de humildad le hacía saber que era muy bueno.

Prosiguió su carrera en el cine y la televisión con más o menos éxito, sin embargo en el bar triunfaba cada noche; entre tanto, dejó embarazada a su novia con la edad de 21 años y le disparó sin querer a otra en el brazo. Pero cuando el neoyorquino realmente lo petó, bien petado, fue a finales de los ochenta, siendo el protagonista de “Platoon” y de “Wall Street” en 1986 y 1987 respectivamente, dos películacas de Oliver Stone con muy buenas críticas. Empezaba a ser uno de los rostros jóvenes más importantes de Hollywood y también a coger fama de putero y chuloplaya fiestero y materialista.

Durante los siguientes años mantuvo ese “buen ojo” para participar en proyectos de éxito, así como en orgías medievales, pero sus coqueteos con las sustancias ilegales se hacían cada vez más palpables. Sólo el amor pudo frenar por una temporada los instintos auto-destructivos del “Chico Malo” y la mujer que lo inspiró no fue otra que la despampanante Denise Richards, con la que se casó en 1996.

Estuvo con la “chica Bond” durante 10 años en los que le dio tiempo a tener dos hijas, pero en 2006 se separaron y todo por haber pasado la noche con una prostituta mientras su mujer estaba embarazada (mira que discutir por un “quítame allá esas pajas”).

A partir de aquí fue cuando empezó la verdadera bajona mala. Desolado por la ruptura de su matrimonio, volvió a tropezarse, una y otra vez, en la piedra del alcohol y de las drogas. El punto álgido de esta escalada tóxica acabó con él en el hospital por bulerías sobredosis. Como decía el sabio, esto solo podía acabar en “carcel, hospital o cementerio”, pero Charlie no era un hombre cualquiera.

Tras la consulta médica, aún tuvo que enfrentarse a dos problemas más: unos meses en una clínica de desintoxicación y otro caso más de lenocinio. Finalmente salió victorioso de ambos, aunque con su reputación un poco dañada (ya no estaba en el taco).

Pero como ya he dicho, nuestro protagonista es capaz de superar todos los obstáculos y recomponerse; esta vez dio un giro a su carrera y se recicló en actor cómico. En 1991 aparecía como protagonista de “Hot Shots!”, película de gran éxito que inauguraría sus devaneos por los senderos del humor.

En los siguientes años protagonizó varias películas de este estilo, recuperando poco a poco su credibilidad, hasta que en el 2000 le surgió la oportunidad de volver a ser uno de los “gordos” de la interpretación. “Spin City”, serie de enorme éxito, tuvo que cambiar a su vanagloriado protagonista, Michael J. Fox (Miguel José Zorro), por su desgraciada enfermedad y ahí estaba Charlie el primero en la cola Casting. Cuando lo eligieron, los fans acérrimos de la Sitcom no estaban del todo felices, pero “el bebedor” demostró a todos lo que valía, alzándose con un Globo de Oro y consiguiendo las mayores cuotas de audiencia de la serie (esto puede que sea mentira).

Justo después, encadenó con “Two and half men” (con la que yo, y mis colegas del insti lo conocimos), otra serie de gran éxito, en la que encarna a un personaje muy parecido a él mismo en la realidad. Con esta serie volvió a ser el “puto amo”, llegando a cobrar 1 millón de dólares por capítulo en la última temporada (según las matemáticas de la calle 1 millón de euros ₌ 1 millón de litronas, me imagino que en dólares también sale).

En 2010 el “sumiller” le sigue dando al frasco por lo que vuelve a entrar en rehabilitación y de nuevo comienzan los follones. Desde entonces la relaciones entre el Sr. Estévez y Mario Warner Bros se fueron deteriorando, hasta que en Mayo de este año anunciaban que al protagonista dejaba la serie; al parecer insultó al creador de la serie en un programa de radio. Lo mejor es que para sustituirlo quieren traer al “sosainas” de Ashton Kutcher, que seguro que no ha probado el orujo en su puta vida, una pena.

En Conclusión, Charlie Sheen, es un enfermo, pero que al menos siempre ha reconocido sus adicciones y ha sido completamente sincero en todas sus declaraciones. Además no ha involucrado a terceras personas en sus líos y creo que eso le honra. Para acabar, una frase suya. “Ahora estoy bajo los efectos de una droga. Se llama Charlie Sheen. No está disponible para ustedes, porque si la prueban, morirán.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s